Qué pasa con el gazpacho y el salmorejo

El veranito se está acabando, tristemente, pero todavía quedan algunos días de buen tiempo en los que podemos aprovechar para seguir degustando estas exquisitas recetas que nos recuerdan tanto a este solecito que hace en esta etapa del año.
Esta vez os voy a hablar sobre la diferencia que hay entre el salmorejo y el gazpacho. Hay mucha gente que las sabe, pero hay una gran parte de la sociedad española que lo desconoce.
Majar los alimentos, como se realiza en el salmorejo, se remonta a tiempos del Neolítico o Paleolítico. Con la invasión de los romanos en España, llegaron hasta nuestras tierras cereales que antes no se cultivaban aquí, como fue el caso del trigo. Con ello empezamos hacer pan. Este servía para muchísimas recetas, entre ellas el salmorejo. Hacían un majado de pan empapado, ajo y vinagre. Así empezó el salmorejo blanco. Con el descubrimiento de América, pudimos darle el toque colorado que tiene, ya que llegaron a España los tomates. Y así es como se conoce hoy en día. Estos son los ingredientes típicos del salmorejo, aunque, como en todas las recetas, hay variedades como el salmorejo jarote y la jarria.
Estos son algunos datos de la historia del salmorejo, al igual que él, el gazpacho debería tener también la suya, pero no. Su historia, por lo menos la escrita, es muy escasa. Al igual que el salmorejo tiene muchísimas variaciones, tanto en España con fuera de nuestro país.
En el tema nutricional, tanto uno como el otro son muy nutritivos. El salmorejo aporta los hidratos de carbono procedentes del pan, el ajo aporta compuestos organosulfurados que facilitan la vasodilatación para el verano, y licopeno y antioxidantes que aporta el tomate. Todo ello aportará una media de 175 Kcal en una cantidad de 250 cc. Mientras que el gazpacho aporta muchos más nutrientes, ya que esta constituido por más ingredientes. Nos va aportar hidratos de carbono, vitamina A, vitamina C, vitamina E, fósforo, hierro, zinc, magnesio, manganeso, calcio, cobre, potasio y sodio, sin hablar de la fibra, licopeno, sustancias antioxidantes y carotinoides. Nos aporta una media de 110 Kcal en un cazo de 250 cc.
En conclusión podemos decir que el salmorejo es una emulsión entre el agua de los diferentes ingredientes y el aceite poniendo al ajo como saborizante y el gazpacho es una sopa de hortalizas. Otra de las diferencias es la consistencia, el salmorejo es como una mayonesa por la cantidad de pan que lleva, mientras que el gazpacho es más líquido. Otra de las diferencias son los ingredientes, el salmorejo utiliza el ajo y el tomate como hortalizas, mientras que el gazpacho utiliza pepino, pimiento verde, pimiento rojo, cebolla, ajo, tomate y en algunas ocasiones zanahoria. El salmorejo no se conserva, hay que servirlo inmediatamente, mientras que el gazpacho se puede envasar y guardar. Y por último, el salmorejo se suele servir con trocitos de jamón serrano, huevo cocido o picatostes, mientras que el gazpacho puede prescindir de ello.

Gazpacho vs salmorejo

Por favor, síguenos y agréguenos:

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.