El membrillo

Hoy hablaremos de esta fruta que nos encontramos al entrar el otoño, hasta bien pasado el invierno.

Nace del árbol membrillero, originario de la zona oeste de Asia, de la región caucásica. Llego a España a través de Grecia e Italia, mientras que nosotros lo exportamos a América.

Antiguamente se creía que el membrillo era un tipo de manzana, pero se diferencia por varias cosas, la piel está recubierta por una especie de pelusilla, la carne es más ácida y aromática que la de la manzana y áspera, en su interior nos encontramos las pepitas que son ricas en mucílagos.

Antiguamente lo consumían asados con miel y con una gran capa de harina. Con el descubrimiento de América y la introducción del azúcar en nuestro país, se comenzó a confitar y crear, lo que ahora conocemos como carne de membrillo.

Cuando vas a la compra a por ellos, debes tener en cuenta varias cosas; la piel no debe estar dañada, hay algunos membrillos que están maduros y que tienen algunas pintitas negras en la cáscara, no pasa nada. Los que no debemos coger son aquellos que no están maduros o verdes.

Este fruto es muy rico en Hidratos de Carbono, mientras que en grasas y proteínas desciende bastante su concentración. Tiene un gran porcentaje de vitamina C y E, al igual que Potasio, Hierro y Cobre.

Tiene acción astringente y antiinflamatoria, por lo que es ideal en cuadros de gastroenteritis, a su vez baja los niveles de colesterol en la sangre.

Asique ya sabeis para la próxima vez que visiteis demasiado el escusado, tener membrillo en casa.

Membrillo

Por favor, síguenos y agréguenos:

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.