Verduritas y frutitas de la letra C

Buenas de nuevo, ¿qué tal estamos? Hoy hablaremos sobre las frutas y verduras que empiezan por la letra C, o siento por la gente que esta esperando por la letra Z, pero tengo que dividirlo de alguna forma porque si no es demasiado para poder verlo de un solo vistazo. Allá vamos.

Des esta tabla, lo que podemos destacar es el calabacín, la cebolla y el coco que por lo que podemos ver se dan durante todo el año.

El calabacín es una verdura que se encuentra, según la apariencia, al pepino, y según la consistencia, a la calabaza. Es una hortaliza de color verde por fuera y en el interior nos podemos encontrar una carne de color blanca o ligeramente amarillenta. El calabacín es emoliente, es decir es un “suavizante” de las paredes del estómago y es ligeramente diurética. Estas propiedades vienen muy bien para aquellas personas que sufren dispepsia (mala digestión), gastritis (inflamación de las paredes del estómago), colon irritable y colitis. A la vez también lo podemos tomar en la dietas de adelgazamiento y afecciones cardiovasculares (HTA, arterioesclerosis y afecciones coronarias).

La cebolla es una raíz que se consumía en tiempos de los egipcios ya que tenía grandes propiedades “médicas” contra la bronquitis y afecciones del aparato respiratorio al igual que el ajo y los puerros. Nos encontramos con un alimento bajo en calorías, con una parte formada por carbohidratos y pobre en grasas y proteínas. En su interior se encuentra gran cantidad de vitaminas, a excepción de la vitamina B12, y de minerales. Podemos destacar de sus propiedades el efecto que tiene alcalinizante (expulsa del organismo las sustancias nocivas), acción antiagregante plaquetaria, antibiótica, pectoral, antiasmática (bueno para afecciones del aparato respiratorio), protectora del corazón y de las arterias, diurética y antitumoral.

Y el coco, que tenemos que subrayar que esta en nuestro país durante todo el año debido a la importación de otros países por lo que su valor en las tiendas no varia según la temporada del año. El coco y su planta son como el cerdo en el mundo animal, ya que no se tira nada de nada. Su fruto proporciona bebida y alimento, con la fibra que lo recubre se forman cuerdas y cepillos de dientes, con el tronco y las hojas se hacen sandalias, tejidos y cabañas y con la cáscara se puede hacer todo lo que este en nuestra imaginación como es el caso de los ceniceros. Dependiendo en que grado de madurez nos encontremos el coco aparecerán unos nutrientes en mayor cantidad o en menor. Hablaremos del coco al que nosotros conocemos que este nos da gran cantidad de hidratos de carbono, proteínas y sales minerales (magnesio, calcio y fósforo). Pero la que más destaca es la grasa pero no favorecen la formación de colesterol en nuestro organismo. Sus propiedades se basan sobre todo en la cantidad de magnesio y de calcio que lo utilizamos en el aparato locomotor.

Y hasta aquí el planning de hoy, espero que os haya gustado.

Por favor, síguenos y agréguenos:

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.