Feliz año, nuevas curvas.

Feliz año a todos los que nos lees. Ya hemos pasado de año, y como en todas las ocasiones, sobre estas fechas, nos encontramos con unos amigos que son fieles a nosotros (sobre todo a las mujeres), se llaman kilos.

Lo normal es que, en estas fiestas, aumentemos nuestro peso en 3 kilos como media.

Aquí van unos consejillos para cuidar nuestra dieta después de estos excesos.

Lo principal es saber que el aumento de peso viene dado por ingerir más calorías de las que quemamos. Para ello vamos a consumir aquellos alimentos que tengan pocas calorías, que quiten la sensación de saciedad y que tengan el aporte mínimo de sodio necesario par nuestro organismo.

Algunos de estos alimentos son las acelgas, el pomelo, el pimiento, la lechuga, el melocotón, el chucrut, la batata, el brécol, la piña, el calabacín, la cereza la col, el champiñón….

 Vegetales

Si nos damos cuenta, casi todos de estos alimentos son verduras. Y debemos de aumentar también el consumo de diuréticos, como es el caso de la uva, la piña, la alcachofa, el apio, la pera, el níspero, la judía verde, la coliflor,….

No debemos de consumir solo y exclusivamente estos alimentos, también debemos de meter otro tipo que contengan en menor cantidad proteínas (huevos, carne, pescado, leche…) e hidratos de carbono (pan integral, cereales, pasta,…).

Con estos consejos podemos hacer una dieta para toda la semana que podemos definir de esta forma:

Desayuno:
A elegir entre un café con leche y tostadas integrales, zumo de naranja recién exprimido con unas galletas (a ser posible también integrales)….
Comida:
Variando un poco entre un plato de judías verdes con un filete de pechuga de pollo a la plancha, acompañado con una ensalada y de postre fruta o yogurt. O en vez de las judías verdes podemos hacer col o coliflor. O en vez del pollo podemos tomar pescado…
Cena:
Podemos decantarnos por una ensalada, o un tazón de leche con unos pocos cereales, o un yogurt con fruta o un pescado hervido con verduras a la plancha…

Todas las comidas hay que variar porque si no, entramos en una rutina que al final lo que nos va a provocar es ansiedad haciendo que comamos más y de esta forma no consiguiendo nuestro objetivo.

Otro de los trucos para adelgazar es utilizar platos de postre, en vez de platos llanos grandes. Lo que conseguimos con esto es ver menos superficie vacía en el plato y dar la sensación en nuestro cerebro de cantidad.

Y por último hay que recordar que hay que tomar, por lo menos 3 litros de agua al día, para poder eliminar las impurezas que hay en nuestro organismo, y las que hemos retenido durante estos días de excesos y grasas.

Con todo esto, espero que tengan un año mejor que el anterior pero peor que el próximo :-).

Por favor, síguenos y agréguenos:

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.