La cebolla, el ajo y otros alimentos que “repiten”.

Cebollas y ajos.

¿Cuántas veces hemos comido salmorejo, gazpacho o simplemente una rodaja de chorizo y nos hemos estado acordando de esa comida durante todo el día?. Eso es debido al contenido de alimentos que tienen la curiosa propiedad de recordarnos que lo hemos consumido.

¿Por qué algunos alimentos “repiten”?

En nuestra dieta mediterránea, hay muchos alimentos que tienen esta curiosidad como es el caso de la cebolla y del ajo. Nombramos sobre todo estos por  el peso que desarrollan en nuestras comidas, por el gran sabor y tan característico que aparece en nuestra dieta.

 

¿Por qué pasa esto?. Pues bien, es debido al contenido de sustancias sulfuradas (como ocurre también en el caso de la coliflor y del brócoli) y las reacciones químicas que se generan en nuestro cuerpo al metabolizarlos. Podemos decir que los causantes de esta propiedad son la alicina y el disulfuro de alilo (también llamado esencia de ajo).

 

alicina y disulfuro de alilo

A las 6 horas de haber consumido estos alimentos u otros que lo lleven en su composición, el metabolismo crea sulfuro de metil-alilo, el real culpable de que los alimentos repitan.

No a todo el mundo nos afecta por igual. Cada persona somos diferentes a todas las que nos rodea. Al igual que hay personas obesas, otras delgadas y otras con un peso mantenido, nuestro metabolismo cambia en cada uno, por ello la forma de metabolizar los alimentos son diferentes en cada sujeto.

 

Cebollas y ajos.

Estos son consejos que podemos dar para evitar que algunos alimentos repitan:

  • No utilizar ajos envejecidos, aumenta la cantidad de sustancias organosulfuradas según va pasando el tiempo.
  • Eliminar el germen del ajo.
  • Tanto el ajo como la cebolla, repite menos si la cocinamos antes. Para que no nos quede cocido del todo, podemos escaldarlo durante unos segundos.
  • También esta la posibilidad de utilizar otra variable como los ajetes tiernos o el ajo negro, que son mas suaves y repiten menos.
  • Cuando queramos utilizar la cebolla cruda, tras cortarla la pondremos en un bol con unas gotas de limón y hielo.
  • Podemos poner la cebolla cortada en un plato previamente puesto el fondo con sal. Luego lo cubriremos con la misma y dejaremos 15 min. Lavaremos con agua templada y luego la pasaremos por agua fría.
  • Otro truco para que la cebolla no repita es, cuando la tengamos cortada en juliana o en dados, lo pondremos en un bol con agua del tiempo durante 20-30 minutos, desechando el agua después de este tiempo.

Esperamos que estos consejos os ayuden a disfrutar mejor de todos estos alimentos tan sanos.

Nota: Carmen Cardeñosa nos envía un nuevo truco:

Meter tanto la cebolla como el ajo, cuando se usan crudos para ensalada o salmorejo, en vinagre durante unos 15 minutos.

Artículo aparecido en la revista España Healthy.

 

Por favor, síguenos y agréguenos:

Related Post

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.